5 terroríficos personajes de Navidad que matarían a Papá Noel

Descubre leyendas navideñas que te quitarán el sueño esta Navidad. Más allá de Papá Noel y los Reyes Magos, existen personajes de Navidad estremecedores: 5 terroríficos personajes de Navidad que matarían a Papá Noel. ¿Y si Santa Claus les arrancara los intestinos a los niños que se portan mal?

 

Terroríficos personajes de Navidad, nº 1: Krampus

Este ser diabólico con pezuñas y una lengua extralarga es mitad cabra y mitad demonio. La leyenda dice que el Kampus (del alemán, significa “garra”) visita por Navidad las casas de los niños que se han portado mal. Allí les pega con ramas o un látigo y después los secuestra para llevárselos a su guarida para siempre y seguir torturándoles durante toda la eternidad. ¡Feliz Navidad torturada, niños traviesos!

 

Terroríficos personajes de Navidad, nº 2: Belsnickel

El origen de este ser se remonta a principios del siglo XIX. El Belsnickel es un viejo con muy mal genio que lleva tartas, caramelos y nueces a los niños buenos, mientras que a los niños malos les golpea con una vara en Nochebuena.

 

Terroríficos personajes de Navidad, nº 3: Perchta

Con origen en la mitología germánica, este espíritu tiene doble personalidad, ya que puede mostrarse como una bella mujer o como una bruja demacrada. Visita las casas de los niños durante la Navidad para comprobar si se han portado bien o mal. Si han sido buenos, les deja una moneda de plata. Si han sido malos, les raja el viente, les quita las entrañas y rellena el agujero con paja y piedras. Todo amor.

 

Terroríficos personajes de Navidad, nº 4: Grýla

Esta giganta islandesa puede detectar a los niños que se portan mal durante todo el año. Va tomando nota y cuando llega la Navidad se los come a bocados, crudos y de manera muy sangrienta. ¡Ho, ho, ho!

 

Terroríficos personajes de Navidad, nº 5: Knecht Ruprecht

Se conoce a Knecht Ruprecht como el acompañante de San Nicolás, pero él va de casa en casa pidiendo a los niños que recen. Si lo hacen, les dará un regalito en forma de manzanas, nueces o dulces, pero si no lo hacen les dará carbón o palos. ¿Te suena la historia? Pues lo peor viene si los niños ni siquiera intentan rezar, porque Knecht Ruprecht les pegará con un saco de cenizas que siempre lleva consigo y dejará un palo a los padres para que golpeen a sus niños durante el resto del año. ¡Feliz y violenta Navidad!

Terror por Navidad: Krampus

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies