‘Follow the City Lights’, el día que Dover bajó de una bola de discoteca

Así sucede: cuando uno recupera el Follow the City Lights’ (Emi Music, 2006) de Dover, no puede evitar acordarse como movía Cristina Llanos, la cantante del grupo, la cabeza de un lado al otro. Un giro radical con respecto a su trayectoria rock, 180 grados a toda hostia leche velocidad camino a la pista de la discoteca. Este cambio radical, como si fuera el programa que popularizó presentó en su día Teresa Viejo, provocó que hubiera diferentes posiciones en el mundo musical:

1) Horror, ¿pero qué han hecho? ¿música de baile? ¿se piensan que son Madonna?
2) Bueno, ya han perdido la cabeza. Se les veía venir. Como son estos rockeros de hoy en día.
3) Eyy, pues el disco es pegadizo. En realidad no han perdido la esencia, aunque parezca sorprendente.
4) Menudo discazo que se han marcado. Suenan bien en rock y en dance.
 

Mi voto, por supuesto, fue para el 4). Lo de Dover fue algo natural. En el estudio, un año antes de la publicación del disco, decidieron probar un tema de música de baile, algo que le apetecía a Amparo Llanos. A la semana ya estaba creado ‘Let Me Out’. Gustó mucho al grupo, y decidieron enfocar el álbum hacía ese sonido. Por si alguien lo había pensado, el ‘Let Me Out’ se compuso antes que saliera el Confessions on a Dance Floor de Madonna, pero si que les pilló el lanzamiento de la reina del pop en pleno proceso de creación del disco. Esto hizo que  les ayudará, en parte, para ver como orientaban el sonido en determinados momentos.

Una vez  vimos las primeras imágenes de la nueva era del grupo observamos dos cosas, bien claras: Cristina había adelgazado mucho, y había tenido un cambio de look también radical. Casi podríamos decir que un poco más y estaría irreconocible. A esto le acompañamos la aparición de Samuel Titus, proveniente del grupo Sperm, como nuevo bajista del grupo tras problemas con el anterior, Álvaro Díez. Entre las “Olvi, es bromi” que se escuchaban en algunos foros musicales, sí en su día eran importantes, decían que él había huido del grupo al escuchar hacía que derroteros iban en el terreno musical.

Bromas a parte. ‘Let Me Out’, conquistó y fascinó a una buena parte de sus seguidores. También consiguió atraer a ellos a un sector que quizás pasaba más de la escena de rock alternativo en la que habían vivido, con éxito, hasta el momento. Algunas de sus declaraciones eran cuanto menos curiosas como cuandoCristina decía que le encantaba levantar ampollas en alguna de las entrevistas de la época. Amparo considera el disco más redondo, años después de su lanzamiento, junto con el ‘Devil Came to Me’ (Subterfuge Records, 1997) que han vuelto a llevar en directo en el 2013 para suerte de los fans del grupo.

‘Follow the City Lights’ es ante todo un disco de música electrónica-bailable. Tras arrancar con el potente ‘Let Me Out’, con un vídeo donde Cristina Llanos aparecía de una bola de discoteca que llegaba rollo ovni del espacio, no se baja el ritmo en ‘Do Ya’, que nos ponía de nuevo a toda velocidad y con ganas de bailar. ‘Keep On Moving’, no pretendía darnos tregua. En ‘Salvation’ encontramos, quizás, el tema más “rockero” de todo el disco, con más guitarra y menos sinte, y con la batería de Jesús Antúnez sonando en todo su esplendor.

Una especie de balada, con un toque al comienzo que podría haber derivado en un tema de Ace of Base, es ‘You & Me’. Un poco de relajación.  Pero poco dura. Llega ‘Tonight’, ¡a tomar vientos la relajación!. Una nueva balada, ‘Dear McCartney’, el tema más relajado del disco, que dura menos de dos minutos, y con unas guitarras muy del ‘Devil Came to Me’. Ese final dejado caer… para llegar a uno de los pelotazos del disco: ‘Madrid’. Dedicada a la ciudad del Oso y el Madroño de sus letras sacaron el nombre del disco. El estribillo es acelerado y refleja las luces de neón y la noche en la capital. ‘Denial’ seguía por los derroteros bailables, con un rollo más épico. Mientras que el cierre lo hacían con ‘Shine on me’, que podría casi ser una canción acústica, con una guitarra muy de cantar canciones en la playa junto a una fogata.

Las presentaciones en directo del disco fueron toda una fiesta. No sólo porque tocaban los temas del susodicho, sino porque decidieron adaptar algunos de sus temas clásicos a el estilo dance por el que habían optado. Así tenemos ‘Serenade’, ‘Loli Jackson’, ‘Cherry Lee’, ‘Devil Came to Me’, ‘DJ’, ‘King George‘ en sus versiones bailables… Servidor, que vivió uno de ellos, en el que tocaban junto a La Oreja de Van Gogh, disfrutó como el que más. Después esos temas se regrabaron para el que sería su siguiente disco: el recopilatorio ‘2’ (Emi Music, 2007). Incluía un tema inédito, ‘Soldier’, que bien podría haber sido un tema no incluido en el ‘Follow the City Lights’.

Después la pista de baile siguió presente, aunque el sonido se fue reorientando hacía lo que llamarían en algunos lugares el sonido electrokebab: ‘I Ka Kene’ (Sony Music, 2010). ‘Dannayá’, la carta de presentación del disco, sonaba a fusión por todos lados, entre la música africana, un toque de country en los ‘Heys’ a lo RedNex de los 90, y música de baile. El disco contenía algunos temas interesantes como ‘Under Your Spell’ o el sugerente ‘La Response Divine’.

Lo último que publicaron de nuevo material fue el ‘What Goes Around Comes Around’ (Sony Music, 2012), siguiendo de nuevo la vena bailable. Posteriormente se publicó  ‘Dover Came to Me’ (Sony Music, 2013) como reedición del ‘Devil Came to Me’ con disco en directo, junto a un DVD con actuaciones y clips .

Todavía no hay noticias sobre nuevo disco del grupo, pero ¿Cuál será el camino por el que tirará? ¿Dance, tribal? ¿Se pasaran al techno? Yo muero de ganas por saberlo. Mientras he vuelto a meter en mi reproductor su ‘Follow the City Lights’, la ciudad es mía y no puedo parar de bailar.

4 comentarios sobre “‘Follow the City Lights’, el día que Dover bajó de una bola de discoteca

  • el enero 23, 2014 a las 11:29 am
    Permalink

    Me encanta el follow the city lights 🙂

  • el enero 23, 2014 a las 12:40 pm
    Permalink

    Yo creo que la influencia claramente será rock! Ellos mismos han dicho que quieren seguir la electricidad! Hablo de influencia porque nunca se sabe donde iran los tiros

  • el enero 26, 2014 a las 5:26 pm
    Permalink

    Genial artículo. Me acabo de dar cuenta de lo que me encanta ‘What Goes Around Comes Around’, espero que sigan esa línea para su nuevo disco…

  • Pingback: Te van a criticar igual, así que haz lo que quieras | Raúl Hernández González - Blog

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies