Green Day en el BBK: Mítico

Recién llegados del BBK, todavía nos estamos recuperando del subidón de las actuaciones de este pasado sábado. Este año sólo nos hemos podido pasar el último día, pero ha sido legendario.

El primer grupo  destacar es The White Denim, esta banda tejana nos teletransportó un poco al sonido setentero muy Woodstock. Hubo momentos que recordaban absolutamente a los Led Zeppelin y a The Who. Psicodelia rockera a tope. Acordes poderosos, cambios de ritmo infernales, que a veces descolocaban un poco, pero que le daban a su música un toque muy original, sorprendían y para bien. Los tíos apenas se paraban entre tema y tema, todos seguidos para petarlo del todo con el rock&roll. El final fue genial, el cantante dando rulos por el escenario. Todo un descubrimiento, y una sorpresa, este grupo que ya nos puso a tono para lo que vendría después. Su directo fue arrollador.

BBK13156-sSegunda parada: The Hives. Hay vida más allá del Ikea en Suecia, sobretodo mucho rock. The Hives se ganaron a un público totalmente entregado. Caña de la buena, un sonido que recordaba mucho a los The Rolling Stones, en especial los aspavientos de su cantante, tan genial que lo petó con su español con acento sueco, se aprendió más de siete sinónimos de la palabra fantástico. Todo un personaje que lo dio todo en el escenario, yendo de un lado  otro, acercándose al público, animando con mucha garra. Y en cuanto a la música, un rock muy equilibrado y melódico, no tan psicodélico como The White Denim, un rock más accesible, para no dejar de dar botes a lo largo de todo el concierto.

Tercera parada: Vampire Weekend. Y la bajona del día la protagonizó el grupo newyorkino que no supo empatizar ni conectar con el público. Correctos y poco más. No sonaban mal y hubo momentos que daban al baile, esos instantes de guitarras sudafricanas, pero el concierto que hicieron no era digno de un festival, sino de una sala de conciertos. La gente se aburrió un poco, y muchos se sentaron  la espera de que los Green Day empezasen cuanto antes. Troleo musical, que le vamos a hacer, pero a su sonido le faltaba garra, chicha; había vacíos inexplicables que deberían haberse llenado después de la explosión rockera de The Hives, y que los Vampire no supieron hacer. Demasiada frialdad para que lo se prometía después.

1373774765468Cuarta y gloriosa parada: Green Day, la leyenda. Sin palabras. Sin duda fue uno de los conciertos más míticos de esta banda, al menos en nuestro país. Increíbles. Se tiraron casi dos horas y media dándolo todo, sin descanso. Un sonido potentísimo, un punk rock que poseyó al público y lo volvió loco, como quería su cantante: locura y más locura musical. Nos hicieron bailar, gritar y cantar. Conquistaron el BBK: veni, vidi, vici. Billie es un auténtico showman que se dejó la piel en el escenario: el tío roció con agua a los de las primeras filas, disparó y lanzó camisetas, sacó a peña del público para que tocase la guitarra y a otro chaval le hizo cantar un tema(y el chaval lo dio todo), le regaló la guitarra y se tiró(el chaval) a las masas del público para sentir la gloria del rock por un día… Se notaba que la banda californiana estaba entregada, conectaron con el público de inmediato, se hicieron querer a lo grande. Se marcaron muchos guiños hacia otros grupos, como AC/DC, los Rolling, etc… y el público también cantó con ellos. Simplemente geniales, hicieron vibrar no solo al público sino al propio monte Kobetamendi. Un concierto inolvidable que limpió todos los malos rollos que el público tuviese acumulados desde hace tiempo, uno de esos conciertos que te permiten sentir: hoy empiezo de nuevo…y a petarlo a lo grande al día siguiente. Así que muchas gracias, Green Day, por hacernos pasar un día de festival mítico.

Después de los Green Day, estuvo pinchando Fatboy Slim, todo muy maquinero, una dance de calidad, para rematar la última jornada rockera del BBK.

En resumen, un sábado BBK muy rockero, con un sonido cañero y setentero, donde era imposible no bailar y dar botes de un lado a otro, una sobredosis de rock&roll que hizo que el público flipase. Unos Green Day que ya han hecho historia, uno de esos concierto para  contar a los nietos…legendarios.

2 comentarios sobre “Green Day en el BBK: Mítico

  • el julio 15, 2013 a las 12:08 pm
    Permalink

    Pedazo crónica que te has marcado, ilustrada! Es como si estuviera ahí. Sigue dándolo todo por tus fans!!

  • el julio 19, 2013 a las 10:14 pm
    Permalink

    Muy buena crónica, desde luego que lo de Green Day fue mítico. Me alegro de haber podido estar allí. Hay mucha gente que se mete con ellos y les tiene tirria (o más bien envidia), cuando son unos tíos que llevan más de 20 años currándoselo de verdad, haciendo discos excelentes y sembrando buen rollo. Más respeto, por favor, que tienen una carrera que han sabido mantener durante muchos años y no han salido precisamente de ‘Operación Triunfo’.Tienen uno de los directos mejores que he visto en mi vida y son de lo más simpático en escena. Tú lo has resumido muy bien: GENIALES.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies