Leona Lewis pasa por la final de ‘The X-Factor’ US con ‘Bleeding Love’… sin más

Terror en US. La pobre Leona Lewis sigue viéndose forzada a actuar de manos de su mentor y padrino musical, Simon Cowell. Decimos terror porque desde hace tiempo Leona no parece despertar del sueño cósmico en el que se ve sumida. Decimos forzada porque, como si de una versión de karaoke se tratase, Leona entra para ser la estrella invitada en la final de The X-Factor US. Al contrario de lo que suele pasar -algo ilógico- en vez de anticipar su entrada con los concursantes, entra sola, así sin más -y con cara de qué hago aquí-.

Leona entra como decíamos, sigue entrando… y suena algo… eso, ‘Bleeding Love’. En una versión increíblemente sosa de la canción -con tempo y tono, sobre todo tono rebajados- Lewis intenta sacar su mejor performance de la nada.

Y decimos de la nada porque ni luces, ni escenografía ni ningún artificio que ayude a la ganadora de ‘The X-Factor’ a levantar un poco el vuelo del suelo flopesco en el que anda dentro y fuera de su país. Por otra parte, hoy por la noche volverá a cantar, suponemos que ahora sí, algo de su álbum de Navidad y con más producción.

Estrategia de Cowell: día 1, recordemos que eres la de ‘Bleeding Love’; día 2, canta algo de tu disco de Navidad a ver si vendemos algo. Si de verdad pretende relanzar la carrera de esta chica van a hacer falta versiones y canciones con mucha más cafeína y… presentaciones dignas, porque esto es cutre, muy cutre Leona.

Así se despidió Leona de su público:

leona-final

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies