Mariah Carey / Me. I Am Mariah… The Elusive Chanteuse

Mariah Carey es, sin duda, una de las estrellas con la imagen más desgastada de la industria actual del pop. Tuvo su momento desde el año 1990 hasta el final de la década, y consiguió remontar en los años 2005-2006, pero entre medias, su carrera ha supuesto un sinfín de decepciones, tanto comercial como musicalmente hablando. El colmo llegaba en el año 2009, cuando se editaba ‘Memoirs Of An Imperfect Angel’, el último trabajo de estudio de Carey, que la lapidaba con un tracklist desganado y firmado lo que era, posiblemente, el peor de su carrera junto al ‘Charmbracelet’ de 2002.

Ahora, 5 años después y acompañada de una trágica promoción para su nuevo disco, llega Mariah Carey a recuperar el espacio perdido, poniendo algo más de empeño en su nuevo álbum, ‘Me. I Am Mariah… The Elusive Chanteuse’. Decía Jermain Dupri que los singles editados del álbum, como ‘The Art Of Letting Go’ -finalmente no incluida en la versión estándar del disco-, llegaban para demostrar que Mariah seguía siendo única vocalmente. Y no le faltaba razón, la cantante se esfuerza en todo su nuevo trabajo en demostrar que, aunque sólo sea de puertas de estudio para dentro, su técnica vocal sigue siendo estupenda: de ahí que le salgan la preciosa ‘Cry’, que abre el álbum; ‘Make It Look Good’ cantada con muchísimo gusto con un sampler de ‘Let Me Make Love to You’ que le viene como un guante, o ‘Camouflage’, que al igual que ‘Cry’ está producida por James Wright, que parece ser el que mejor comprende qué busca el público de la cantante durante esta época.

Mariah pone empeño en cantar, y en cantar bien. Y aunque en la mayor parte del álbum la estrategia le sale bien, se le acaba yendo de las manos en cortes quizás demasiado extendidos, como la versión del ‘One More Try’ de George Michael, digna pero difícil de digerir al completo; o la insufrible ‘Heavenly’ que cierra el álbum, a modo de homenaje al fallecido reverendo James Cleveland, que deja a Mariah en un terreno góspel que manejó bastante mejor en el ‘Fly Like A Bird’ de 2005 que ahora, demasiado adornado y sobrecantado.

Como decíamos, el disco viene precedido por una promoción trágica, encargada de lanzar como singles temas como ‘You’re Mine’, un intento desganado de dotar al álbum de su ‘We Belong Together’ particular; ‘Faded’, una triste producción de Mike Will capaz de encajar tan mal aquí como en un álbum de Ciara, Kelly Rowland o incluso Miley Cyrus; y por poco ‘Thristy’, una producción de Hit-Boy que intenta acercar a Mariah a los momentos más negros de ‘Mimi’, pero cuyo estribillo no encaja en la melodía base ni a tiros, y que fue cancelado como single en el último momento. De entre los adelantos, sólo se salva ‘#Beautiful’, claramente impregnada del espíritu de su colaborador directo, Miguel, que deja más huella en el tema que la propia cantante esquiva.

El gran problema de Mariah Carey es que, posiblemente, no escucha música desde hace más de una década: vive totalmente ajena a la actualidad, y de ahí que sus temas R&B terminen por sonar aburridos (cuidado con el despropósito ‘Supernatural’, acompañada de sus hijos), su hip-hop demasiado sobado (tampoco acierta del todo en ‘Dedicated’, bastante falta de hooks), y sus coqueteos con el dance (‘Meteorite’) bastante fuera de lugar sin un envoltorio que arriesgue algo más en términos generales. Incluso cuando uno escucha a Mariah en ‘You Don’t Know What To Do’ y considera que ese hubiera sido el single más acertado del álbum, no deja de pensar que en realidad, no es que Mariah aproveche el regreso del disco-pop a la radiofómula, es que trata de recuperar el rollo ‘Heartbreaker’ o incluso ‘Always Be My Baby’ para ver si suena la flauta por pura casualidad.

Es una discografía estancada entre 1998 y 2002, y aunque sus fans valoren este álbum por ser el mejor que edita desde ‘The Emancipation Of Mimi’ o la prensa lo recoja como “un regreso triunfal”, lo cierto es que no deja de ser más de lo mismo. Sólo que esta vez, con suerte, mejor asesorada y producida. Pero insuficiente para convencer, no ya sólo a las nuevas generaciones, sino a las que ya la escuchaban hace década y media. ‘Me. I Am Mariah… The Elusiva Chanteuse’ enmarca a Mariah como la clásica estudiante que pone mucho empeño por aprobar, pero termina estudiando con un sistema que no le da resultado. Es hora de apuntarse a una mejor academia.

 

stars55

 

22 comentarios sobre “Mariah Carey / Me. I Am Mariah… The Elusive Chanteuse

  • el mayo 25, 2014 a las 4:53 pm
    Permalink

    Guapa!!va a ser otro exito mas para los fan de verdad ella sigue sienndo la mejor!

  • el mayo 25, 2014 a las 5:58 pm
    Permalink

    El problema de esta mujer es que necesita alejarse de los “baila-el-agua” que la rodean y que alaban cualquier mierda que hace. Empezando sobre todo por Jermaine.

  • el mayo 25, 2014 a las 6:28 pm
    Permalink

    Qué critica más mala lo siento, muy fan vuestro pero no acertáis una… Sólo diciendo que Memoirs es de los peores de su carrera metéis la pata…A ver que hablais de Mariah Carey, ha sacado el mismo disco desde butterfly con más o menos acierto, teneos que comentar las letras o los agudos pero fijarse en la producción es una chorrada, es un plus pero no lo esencial en su música, esto no es Britney Spears o cualquier mierda sin talento que dependa de lo que le hagan los productores, mirad la que habree el disco: Cry; es casi una capella y la producción es mínima y es temazo no? Darle un par mas de escuchas al cd y veréis como es un grower!! Saludos!!

  • el mayo 25, 2014 a las 6:31 pm
    Permalink

    Vale lo de “habre el disco” supone que pierdo toda mi razón argumentando…
    PD:Meteorite temazo!!

  • el mayo 25, 2014 a las 11:48 pm
    Permalink

    La producción, en el caso de Mariah, es absolutamente esencial: la producción no es meter EDM o retocar la voz, la producción es lo que diferencia Cry de Faded. Que por cierto, dale otra lectura a la crítica, amigo lector, porque hablamos bastante de voz y ‘Cry’ la ponemos bien. 🙂

    PS: La producción de Cry no es mínima, la instrumentación lo es, que es diferente. La producción es exquisita.

  • el mayo 26, 2014 a las 12:32 am
    Permalink

    La verdad es que después de tanto tiempo podría haber sido algo mejor. Particularmente, prefería algo más “Old R&B” como es “Beautiful” pero bueno… 🙁

  • el mayo 26, 2014 a las 2:17 am
    Permalink

    Tampoco hay que tomarse a la tremenda la crítica de un sitio como este…

  • el mayo 26, 2014 a las 9:06 am
    Permalink

    Ok a la crítica. Valorable como otra opinión más, ni más ni menos.
    A mí personalmente el disco no me ha gustado. Me ha fascinado.

  • el mayo 26, 2014 a las 9:15 am
    Permalink

    Más que a María Carey, deberías dedicarte a estudiar a María Moliner, majo…

  • el mayo 26, 2014 a las 12:32 pm
    Permalink

    Yo creo que la crítica es bastante acertada.
    Pero también creo que, aunque haya algunos cortes muy poco acertados (como la soporífera One More Try o Supernatural) hay cosas que demuestran que este álbum es muy bueno y me atrevería a decir de lo mejor que ha hecho desde el año 2000 y, más importante, que es un álbum muy personal (el titulo sin ir más lejos).
    De verdad que me ha gustado la crítica, pero para mi, que escucho a Mariah desde que tengo uso de razón, que digáis que Meteorite (que me parece el mejor homenaje que podía hacerle a un genero que siempre le ha quedado genial, el dance de los 90’s y un regalazo para los fans que echamos de menos a David Morales) está desfasada porque “vive totalmente ajena a la actualidad” teniendo canciones tales como Migrate… Me ha dolido tanto.
    Por cierto, creo que Mariah como siempre, ha intentado traer un nuevo We Belong Together, pero más que You’re Mine, yo diría que es Faded.
    Yo le veo dos grandes errores al álbum y a Mariah, y es que no ha sabido, no sabe ni sabrá venderse en condiciones y que debería alejarse de una maldita vez de JD.
    Pero también hay cosas muy buenas, como Meteorite, Cry., Money ($ * / …) y #Beautiful.
    Una opinión más ☺

  • el mayo 26, 2014 a las 1:20 pm
    Permalink

    El problema de Mariah Carey es que su música no es comercial en plan como hacen ahora todas las artistas hip hop o R&b, porque las canciones de nicky minaj son todo menos hip hop o rap, es puro comercial.

    Mariah hace discos de verdad, sin perder la esencia y sin jugar con la música k está de moda ahora, por eso gusta a sus fans, y yo me alegro de que no se venda. Al menos es coherente, aunque sus cds no triunfen en europa por no ser mas comercial.

    Y la critica…demostráis k no tenéis ni idea de música R&B, y decir que Charmbracelet es malo…es no tener ni idea…

  • el mayo 26, 2014 a las 3:12 pm
    Permalink

    Las ventas de un Disco, no quiere decir que el Disco en cuestión sea MALO. (Charmbracelet y Memoirs Of An Imperfect Angel’)
    Mariah Carey es Mariah Carey…para que tiene que hacer otro tipo de Música?¿
    ( como Madonna o J.Lo que solo son sigue corrientes)
    Este disco me parece que tiene Temas muy buenos, Y “Faded” es uno de ellos! y se dice se rumorea que es el Nuevo Singellll… ( aunque tendría que sacar ‘You Don’t Know What To Do’ que ese sí que es un #1

  • el mayo 26, 2014 a las 3:34 pm
    Permalink

    La verdad es que Charmbracelet es un disco que no sabes muy bien por dónde agarrar. Que a mi me encanta (Lullaby y You Had Your Chance sobre todo), pero.

  • el mayo 27, 2014 a las 4:38 pm
    Permalink

    Es bastante absurda esta crítica si tenemos en cuenta que decís cosas como que Heavenly es infumable. Os falta un poquito de cultural musical, escuchad un poquito de gospel purista (no las mierdas de Michele Williams). El trabajo que hace Mariah en canciones como Heavenly, Cry, Camouflage o la versión de George Michael a nivel de armonías es absolutamente increíble. Este disco está trabajado hasta el más mínimo detalle y vuelve a demostrar no sólo que es una garganta privilegiada (por fin deja de lado tanto melisma para darle empuje al sentimiento y la interpretación), sino que es una productora, compositora y arreglista super infravalorada. Este es uno de los mejores discos del año y es algo que ya pocos esperábamos de ella.

  • Pingback: Previsión de ventas en US: Traspiés de Mariah Carey y suicidio comercial para Cher Lloyd · lareputada.com

  • el junio 13, 2014 a las 12:20 pm
    Permalink

    Un poquito más pedante, por favor.

  • el junio 24, 2014 a las 11:13 am
    Permalink

    MUCHO BUSCANDO UN REVIEW IMPARCILA DE ESTE DISCO y POR FIN LO ENCUENTRO!

    Como fan de la Señora Meeh-Meeh te puedo encontrar toda la razón respecto a su formula de “sonar parecido a…” , peor aún cuando se trata de sus éxitos de antaño: ESTA MUJER NO ARRIESGA NADA, desde el 2005-2006 que no propone nada nuevo en su música, es por lo mismo que su carrera está como está.

    En vez de cambiar a su antiguo representante, tuvo que haberse alejado del duende negro, ese que grita en todas las canciones de la Carey desde 1996 (recordemos el Remix de Always Be My Baby producido por JD, en el cual se escucha de fondo “YA KNOW DIS IZZ… SO SO DEF”) WHATEVER…

    El álbum YA es un fracaso, el potencial single ya lo perdió al escojer los peores tracks para promover la placa, breakdown 2,0 coming soon….

  • el junio 24, 2014 a las 11:25 am
    Permalink

    “…lo cierto es que no deja de ser más de lo mismo. Sólo que esta vez, con suerte, mejor asesorada y producida. Pero insuficiente para convencer, no ya sólo a las nuevas generaciones, sino a las que ya la escuchaban hace década y media.”

    al hueso

  • el julio 4, 2014 a las 9:42 pm
    Permalink

    Sin duda, parece que la gente que escucha a Mariah Carey nunca va a estar satisfecha haga lo que haga. Se ha esforzado por volver a lo que era su música, y lo ha conseguido. El que diga que el album no tiene temas buenos, propios de Mariah como “Cry” o “Camouflage” (para mi, el mejor tema del album) es que no se ha parado a escucharlo bien. Cierto es que los temas como You´re mine ya aburren, pero para eso están los demás, para contrarrestar. “You don´t know what you do” es un temazo y Meteorite tambien. Se ha encasillado a Mariah en un lugar que no le pertenece. Éste, a mi parecer, es uno de sus mejores discos, muy a diferencia del último, que había perdido toda la esencia de la diva. Con éste album estoy segura de que va a callar muchas bocas, sobre todo esas que decían que ya no cantaba como antes… De verdad, quien critique este album ¿alguna vez le gustó la música de Mariah? Porque entonces no entiendo nada…

  • el julio 4, 2014 a las 9:45 pm
    Permalink

    De acuerdo en todo.

  • el diciembre 13, 2014 a las 7:57 am
    Permalink

    Yo la escucho desede que salio su disco daydream !!!! Vi por primera vez un vídeo suyo en 1997 que fue honey, y desde entonces descubrí a una gran artista, con ese caudal de vos impresionante , era la segunda mejor vos de usa después de houston , ella viene de la vieja escuela donde vienen otras grandes artistas de su época como Dión, braxton , etc!!! Creo que cuando cambio el rumbo de su musica ahí x el año 2000 ya no era la misma mariah que solíamos escuchar, ya que estaba pisando los 30 y estaba haciendo musica mas madura, y cursando otros estilos que no fueran los mismos cansadores estilos de siempre, esos de mantener ese falcete y esa potencia de vos en los agudos !!!! Al alejarse de la moda musical de la década del 2000, invadieron nuevos artistas jovenes y vendiendo mucho pop y hip hop se tragaron a las legendarias artistas de la vieja escuela, hoy en día la musica comercial guste o no guste es la que vende, y es la que demanda publico!!! Creo que la única mas acertada en mantenerse vigente es madonna se reinventa y sigue compitiendo de todas formas en este mundo de la industria musical donde hay miles de artistas geniales

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies