Rihanna & Chris Brown, el maltrato como forma de ‘marketing’

8 de febrero de 2009, hace poco más de 3 años: Rihanna iba a actuar en la gala de los premios Grammy con ‘Disturbia/Live Your Life’ y Chris Brown con ‘Forever‘. En el último momento, pocas horas antes de la ceremonia, ambas actuaciones se suspenden. Llegan las primeras informaciones, y se sabe que Brown ha tenido un enfrentamiento con una mujer y parece haberla agredido. Poco más tarde se confirmaría que esa mujer no era otra que Robyn Rihanna Fenty, pareja del cantante por aquel entonces, y que todo ocurre estando ambos de vuelta de la fiesta pre-Grammys de Clive Davis. Pum por aquí, pum por allá y Chris Brown con sólo 19 años por entonces, acaba detenido por agresión y amenazas. El cantante consiguió abandonar la prisión tras pagar 50.000 dólares como fianza, aunque se mantenían las acusaciones contra él.

El sargento de policía afirma que el cantante «se presenta en comisaria por voluntad propia«, y que es al ir al hablar con la cantante, cuando ésta le identifica como su agresor. El caso le estalla en la cara cuando la web TMZ publica las primeras imágenes de la cantante tras la agresión. En ellas, aparece una Rihanna con notables magulladuras y golpes, aparentemente tras su pelea con Brown.

La pareja guarda silencio hasta el 21 de febrero, fecha en la que Chris Brown emite un comunicado de prensa utilizando a su madre como vocal, en el que afirma que «No hay palabras que puedan expresar lo triste que estoy. Busco consuelo en mi pastor, mi madre y todas las personas que me quieren y a las que estoy comprometido». Como buen folletín americano, tira de la figura religiosa muy a la Bree Van De Kamp, y con un par de ave marías y un padre nuestro, la opinión pública americana le perdona parcialmente lo ocurrido. Otros, sin embargo, no dan un paso atrás, como el blogger Perez Hilton, que comienza una batalla contra Brown tras su maltrato a Rihanna.

Mientras todo esto ocurre, Rihanna se refugia en su casa sin abrir la boca. La tranquilidad no duraría mucho, poco tiempo después , y a punto de comenzar la promoción de su album ‘Rated R’, Rihanna realiza sus primeras declaraciones en Good Morning America. Decía en aquel momento: «me enamoré de ese tipo de persona, tanto y de una manera tan incondicional que luego volví con él» y «una empieza a engañarse a sí misma. Las heridas físicas se van y es un recuerdo que no quieres volver a tener«, aludiendo claramente a que no era la primera vez que la pareja se veía en una de éstas.

Al borde del lanzamiento del álbum, Rihanna transforma un triste acontecimiento en una estrategia de marketing perfecta. Tras las declaraciones, de las que medio mundo se hace eco, lanza Russian Roulette‘ en octubre del mismo año, un tema que trata básicamente sobre lo acontecido, con un sonido muy impropio de producciones anteriores de la artista y que contiene perlas como «y mientras la vida pasa por delante de mis ojos me pregunto si volveré a ver el sol brillar, muchos no tendran la posibilidad de decir adiós pero es demasiado tarde para aprender cuál es el valor de mi vida».

Durante toda la promo de aquel disco, se habla sobre la posible reconciliación de la pareja, incluso sobre su vuelta. Los managements de ambos lo niegan, sabiendo lo que ello repercutiría a la imagen de ambos, sobre todo teniendo en cuenta que Brown seguía teniendo una orden de alejamiento, que poco después quedaría inhabilitada por petición de la propia cantante.

‘Rated R‘ contenía bastantes más tracks sobre lo acontecido, comoStupid In Love, pero sobre todo comoCold Case Love, en la que la cantante directamente canta «tu amor rompía las leyes pero necesitaba un testigo» o «tenía que haberlo investigado, pero el amor ciega y no pude verlo».

Pocos meses depués, cuando ya estuvo el álbum bien exprimido, la cantante da un giro argumental y conduce su campaña de marketing a otros terrenos en su siguiente lanzamiento, ‘Loud‘. Rihanna, que afirma haber querido hacer un disco más positivo una vez pasada la tristeza con el que se enfrentó al anterior (tristeza que le duró aproximadamente 8 meses), se lanza al dance con temas como Only Girl (In The World).

A estas alturas, todo ha quedado en agua de borrajas e incluso Rihanna realiza unas declaraciones muy poco afortunadas a Rolling Stone a las que nadie o poca gente parece hacer caso ya : «Me encanta que me aten y me peguen, y prefiero que usen las manos, porque usar látigos y cadenas es demasiado planeado». También hace referencias al sado en S&M‘, que la devuelve una vez más al top5 de medio mundo y se convierte en uno de sus mayores hits.

En tal sólo un año, pasa de «no volvería con Chris Brown porque no quiero ser un mal ejemplo para las mujeres que pasan por esto» a estas últimas palabras sobre lo que le encanta una bofetada. Y cuidado, aquí cada cual hace lo que quiere con su cuerpo en la cama, pero habiendo pasado por lo que se ha pasado menos de 1 año antes, tendría que haber cuidado más las palabras. Aunque si no las cuidas, más titulares que das, y más que te mantienes en el candelero.

La polémica vuelve a relajarse hasta hace pocas semanas, casualmente después del flojísimo resultado del segundo single de ‘Talk That Talk’, ‘You Da One , que pasa por el top10 de muy pocos países en el mundo y se conforma con un escaso #16 en Uk y #14 en US. Sólo por el arrastre de su anterior hit,We Found Love,  el single debería haber sido top5 en ambas regiones. El caso es que la cantante comenzó a lanzar tweets sobre quien sería su colaboración para el futuro single Birthday Cake (que en un acto de sacacuartismo y chupoptería sin límites incluyó incompleta en su álbum), pero la torpísima estrategia twitteril dio como lugar a una cuasi-confirmación de que el tema sería grabado a dúo con Brown. Y no sólo eso, sino que a su vez el cantante parece confirmar en aquel momento que también grabaría con ella el remix de su nuevo single, Turn Up The Music‘. Bien de Rihanna & Chris para que no nos cansemos. Hoy, ambas cosas se han visto cumplidas, en el caso de ‘Birthday Cake’ con una letra que mejor ni comentamos.

En 3 años, hemos pasado de una Rihanna agredida, humillada y que aprovecha para sacar tajada de todo ello, a una Rihanna que… básicamente sigue haciendo lo mismo. La polémica está servida, pero desde luego, para nosotros, este mercadeo barato es sin duda el all-time-low de la carrera de la de Barbados, creándonos una de las mayores sensaciones de vergüenza ajena que jamás hayamos tenido.

5 comentarios sobre “Rihanna & Chris Brown, el maltrato como forma de ‘marketing’

  • el febrero 21, 2012 a las 6:00 pm
    Permalink

    Muy buen artículo resumiendo la vida y carrera de esta señora, que a partir de esta mañana en cuanto he leído lo de las dos colaboraciones no la voy a poder mirar de la misma manera que antes, nunca. Es totalmente degradante por su parte volver a quien le agredió y un insulto para todas las mujeres maltratadas, que en muchos casos es dificilísimo salir de la situación en la que están.

    No se puede hacer caja de esa manera de lo que le pasó (todos sabemos las veces que ha hablado de ello, a veces innecesariamente) y ahora hacer como si nada hubiera pasado. Que haga lo que quiera con su vida. Pero si desde luego esto es una estrategia de marketing, es de muy mal gusto.

    Si fuera fan de esta señora estaría indignadísimo. Es casi tan indefendible como lo de su maltratador. Y como he dicho antes, ya no la podré ver con los mismos ojos a partir de ahora. Se me ha quedado muy mal cuerpo…

  • el febrero 22, 2012 a las 10:24 am
    Permalink

    Sinceramente a mí me gusta ella y su música…no es tema de Marketing…y si la escucho y me gusta su música no me paro a pensar todo esto…ahora…que le quereis sacar los tres pies al gato…eso ya es otra historia….

    Y una cosa es que te vaya la marcha en la cama y otra que te peguen una paliza que te dejen la cara así…

    Si fuera campaña de marketing….no sería mejor seguir haciendose la victima??

    Yo he vivido el maltrato…y no estoy de acuerdo….

  • el febrero 22, 2012 a las 3:01 pm
    Permalink

    La verdad no pienso que lo hayan utilizado como marketing…me gusta mucho Rihanna y sus canciones pero a pesar de esto, no estoy para NADA de acuerdo ni podre entender jamas, como puede volver con él y menos perdonarlo despues de lo que le hizo, no se esta respetando asi misma y vale que el amor es ciego pero tampoco puede ser tan Tonta!!!

    Soy su fan y respeto su talento, pero volver a tener relacion con Brown es algo que muchos fans no podremos perdonar…

  • el febrero 24, 2012 a las 9:24 pm
    Permalink

    No entiendo esta actitud tan Violeta Santander…

  • el febrero 25, 2012 a las 10:06 am
    Permalink

    y sin ir a La Noria ni nada… que insulsa.