‘Rise’: un poco de ‘Glee’, bastante de ‘This is us’ y mucho de ‘Friday night lights’

Ayer Birraseries y Movistar Series nos invitaron al preestreno de la gran serie de esta midseason. ‘Rise’ tiene los ingredientes para triunfar. ¿Pero lo harás? Así podríamos definir ‘Rise’: un poco de ‘Glee’, bastante de ‘This is us’ y mucho de ‘Friday night lights’.

Desde hace ya meses veíamos venir que uno de los grandes estrenos de la temporada en abierto en Estados Unidos sería ‘Rise’, un drama musical creado por Jason Katims y Jeffrey Seller, basado en el libro ‘Drama high’ de Michael Sokolove y protagonizado por Josh Radnor, el eterno Ted Mosby de ‘Cómo conocí a vuestra madre’. La serie se estrenaba ayer por la noche en Estados Unidos, pero pudimos ver el piloto unas horas antes gracias a Birraseries y Movistar Series, canal que la estrenará en España esta noche a las 22:30. ‘Rise’ tendrá una primera temporada de 10 capítulos, ¿pero por qué decimos que tiene parte de las 3 series que nombramos en el titular?

‘Rise’ vs ‘Glee’

‘Glee’ marcó un hito en la ficción al convertir en todo un fenómeno de masas una comedia musical ambientada en un instituto, dando gran parte del protagonismo a los más frikis e inadaptados. No es muy común ver series musicales en televisión, entre otras razones por su alto coste de producción. ‘Rise’ vuelve a apostar por el musical y el instituto, utilizando canciones para contarnos lo que les sucede a los personajes como en ‘Glee’, pero en un tono completamente diferente.

‘Rise’ es 100 % drama y mucho más realista, mientras que su parte musical tiene en el fondo un peso menor en la trama. La serie cuenta cómo un profesor quiere dejar huella en la vida de los alumnos de teatro preparando el musical ‘Spring awakening’, pero las canciones y números musicales son solo una excusa para contarnos los dramas de jóvenes y adultos en la serie. Detrás de ‘Rise’ también encontramos al productor de ‘Hamilton’, sin duda el musical más de moda en Estados Unidos en los últimos años.

En el piloto presentan a un amplio número de personajes, dejando perfectamente definidos los arquetipos y dramas de cada uno: el profesor tiene mujer (demasiado paciente y comprensiva) y 3 hijos, uno de ellos con problemas con el alcohol; entre el alumnado encontramos al joven gay de familia cristiana que no sabe que lo es, al alumno trans, a la estrella del deporte, a la chica mala, a la chica buena que trabaja para ayudar a su madre soltera, al director pasota o al entrenador amenazante. Como curiosidad, en la obra original en la que se basa ‘Rise’ el profesor es gay, pero para la serie han optado por un personaje heterosexual con familia, aunque nos lo compensen con 2 personajes LGBT (por ahora). El ansia por poner todas las cartas sobre la mesa en el piloto hace que tengamos que ver ciertos momentos muy cogidos con pinzas, al igual que en muchísimos otros pilotos.

‘Rise’ vs ‘This is us’

El estreno de ‘Rise’ en la NBC ha venido acompañado del final de la segunda temporada de ‘This is us’, uno de los grandes fenómenos de la televisión estadounidense. ‘Rise’ tiene mucho en común con ella, con ese punto dramático de ‘This is us’ al contar el trasfondo de las historias cotidianas de Estados Unidos, pero de momento no caen en la pornografía emocional y en el buscar la lágrima forzada. Donde ‘This is us’ a veces se pasa de lacrimógena y pastelosa, ‘Rise’ opta por un realismo no tan manido en televisión, desde en la forma de rodar la serie hasta en el casting de personajes. Por una vez te crees que son alumnos y no modelos.

 

‘Rise’ vs ‘Friday night lights’

‘Rise’ es sin duda la sucesora perfecta de la aplaudida ‘Friday night lights’. Se nota detrás de las dos la mano del showrunner Jason Katims, creador también de ‘Parenthood’. El tono realista y crudo de ‘Friday night lights’ se repite en ‘Rise’, cambiando el foco del deporte al teatro, y en cómo el teatro se convierte en el lugar que permite a los alumnos ser ellos mismos y el prisma a través del que se cuentan los cambios en una comunidad de clase media estadounidense. Esperamos que sepan manejar bien la sensibilidad, el musical y el realismo, y que no acabe descarrilando. De momento empieza con buen ritmo.

Series 2017