TCR, el grupo que salvó nuestra navidad

TCR (Total Control Racing) fue uno de esos grupos que nacieron con el tirón de Los Fresones Rebeldes, pero que en realidad no tenían tanto que ver con ellos. O quizás en parte sí, pero sólo en parte. La comparación principal venía porque Felipe Fresón estaba sus filas,  y compartían discográfica, con lo que todo se acabó metiendo en el mismo saco musical del, mal llamado, tonti pop.

Editaron tres referencias con Subterfuge Records. La primera de ellas el EP ‘…a la parrilla!!’ (1998). Por aquí comenzaba el parecido con Los Fresones, con una onda de rollo popi indie, pero destacando un sonido diferente al de estos. Fue un primer acercamiento cuya portada hacía referencia al nombre del grupo, como si fuera una carrera de coches.

Después llegaría el LP, el homónomo ‘TCR’ (1999), con el grupo compuesto por Susana, Sara, Jose, Felipe, Junior y Saturn-9, que nos dejó varios himnos que los más viejos treintañeros del lugar hemos cantado una y otra vez:

1) ‘Tengo que Beber’, una canción perfecta para una noche de marcha, al que le acompañaba un videoclip que era la recreación perfectamente horrible de lo que es un día de resaca. No vamos a hacer apología del alcohol pero todos sabemos que hemos acabado en ocasiones como la protagonista, y cantante del grupo.

2) ‘Salva mi Navidad’. Creo que nadie ha definido mejor lo que pueden ser algunas fiestas navideñas en las familias. Lanzamiento de pullas, insultos, y hasta en ocasiones amagos de asesinatos. Quizás lo llevan un poco al extremo, pero todos conocemos lo que es una metáfora, ¿verdad?.

3) ‘Cupido’. En contra de este ser tan adorado y odiado, a la par.

Aunque el disco debut tenía algunos temas destacables, que podéis disfrutar en este Concierto de Radio 3, el cambio que sufrió el grupo con el segundo disco fue importante, y positivo. No sólo hubo movimientos en la formación (Se incorporó Gabi en suplencia de Felipe) sino en el estilo musical. Un pequeño avance que dio lugar a uno de esos discos redondos que todos debéis de tener en vuestra discografía. Además el nombre de este segundo disco está muy de actualidad: ‘Paro, Siesta, Días de Fiesta’ (2001).

Las letras, el sonido, la música, todo el conjunto hizo de este disco una pequeña joya pop. Desde ‘Boca Extra, donde se hace referencia al título del disco, al himno grupal que cierra el álbum llamado ‘P.O.P.’ que te obliga, sin tú quererlo, a cantar eso de ‘recuerdo aquel verano en que todo fue pop, todos incluso yo’.

‘Hasta que punto’, que el single de presentación, es una declaración de intenciones de odio hacía la humanidad en uno de esos días que no aguantas absolutamente a nadie. También vimos como algunos de los vídeos de la discográfica en esta época eran low cost total. En éste vais a ver un partido en un campo de fútbol. Y ya está.

También encontramos una canción dedicada a la sala Apolo de Barcelona, de donde es el grupo, llamada ‘Sangre en el Apolo’, otra canción dedicada a aquellos que odiamos nuestra fecha de cumpleaños (‘¿Qué preparan? ¿Dónde están?’), o ese momento en que todo sale bien (‘Como quiero yo’), hasta momentos más reflexivos en ‘Desde Pedralbes hasta el mar’.

Tras el segundo disco publicaron algunos temas sueltos en un par de recopilatorios. A partir de entonces nunca más supimos de ellos, con alguna excepción como su participación en el 2010 con una versión de ‘Derrama tu amor’ de los Pantano Boas junto al grupo Los Ginkas.

Por suerte dejaron un disco tan bueno, que sólo por ello mereció la pena su existencia

“Abro un gran mapa en el salón,
Todo, todo ha ido a mejor.
Temo que mañana al despertar,
mi cabeza en su sitio no está ya,
que no quede nada en su lugar”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies