2 monjas ludópatas roban medio millón de dólares a un colegio católico

2 monjas ludópatas roban medio millón de dólares a un colegio católico. Estas dos monjas y profesoras robaron 500.000 $ en su colegio para niños pobres para gastárselo en el casino. El caso de las monjas ludópatas ladronas impresiona.

Con el clero hemos topado por enésima vez. La iglesia católica vuelve a estar en el ojo del huracán al descubrirse el caso de unas monjas ladronas y ludópatas que muy difícil de tapar será para el Vaticano. Hablamos de las hermanas Mary Margaret Kreuper y Lana Chang, que han confesado el robo de más de medio millón de dólares del colegio en el que daban clase. Se trata de la escuela católica de St. James en Los Ángeles, California. Las religiosas sustraían el dinero de una cuenta bancaria en la que se ingresaban donaciones y cuotas de las matrículas. ¿Qué hacían con el dinero? Gastárselo en casinos.

Estas dos monjas llevaban más de 30 años trabajando como directora y profesora en el colegio al que robaban dinero para viajar a Las Vegas y gastárselo todo. Un portavoz de la iglesia ha hablado en nombre de las monjas ladronas y ludópatas, que no tienen perdón de dios: «la hermana Mary Margaret y la hermana Lana me han expresado y me han pedido que les transmita el profundo remordimiento que sienten por sus acciones y piden su perdón y sus oraciones». En otro comunicado las hermanas de San José de Carondelet reconocen que «las hermanas han confirmado la malversación de fondos y han cooperado en la investigación». ¿Malversar fondos? Se llama robar a niños pobres para gastárselo en casinos. Dios las pille confesadas.

La comida en los aviones en los años 60