Dorothy, la muñeca sexual más cara de la historia, robada en Australia

Su aspecto realista hace que tenga un valor de 3.400 dólares, pero la muñeca sexual más cara del mundo ha desaparecido tras un impresionante robo: Dorothy, la muñeca sexual más cara de la historia, robada en Australia.

Dorothy, que así se llama la protagonista de este suceso, mide 1,65 metros, pesa 45 kilos, tiene un aspecto despampanante y un valor que supera el medio millón de las antiguas pesetas. No es una mujer, es la muñeca sexual más cara de la historia. Aunque ahora ha pasado de ser la más cara a la más buscada, puesto que ha desaparecido tras un robo.

La muñeca sexual estaba alojado en un sex shop australiano llamado Sexyland, en la ciudad de Melbourne. Un ladrón que parecía ser consciente de su elevado valor económico ha decidido llevarse a Dorothy. Las cámaras de seguridad grabaron a un hombre con un pasamontañas negro llegando en una gran furgoneta blanca a un parking cercano. El ladrón cortó una valla y secuestró a la muñeca a las 6 de la mañana, antes de la apertura del local.

Las autoridades de la zona han difundido las imágenes del atraco para localizar a este delincuente, que no sabemos si es más aficionado a las muñecas sexuales o al dinero. Quizás a ambas categorías. En el vídeo difundido podemos ver cómo el ladrón mete a Dorothy en su furgoneta para irse con ella.

Aunque la tecnología en cuanto a muñecas sexuales ha avanzado mucho en los últimos años, Dorothy es la muñeca sexual más cara de la historia y es muy cotizada por los materiales empleados para su fabricación, ya que más allá de su pelo rubio y su provocativa indumentaria, los materiales con los que está hecha consigue imitar la suavidad de la piel humana. Esperamos que la policía logre rescatar a Dorothy sana y salva.

Sexo con robots

Sexo con robots
Imagen 1 De 10