Echan a este niño sin brazos de un restaurante por comer con los pies

La insensibilidad de algunas personas nos deja el corazón en un puño. Echan a este niño sin brazos de un restaurante por comer con los pies. El jefe del local no soportaba ver a un niño sin brazos comer con los pies, por lo que decidió expulsarle a su madre y a él sin más miramientos.

El pequeño William es un niño como otro cualquiera, salvo la particularidad de que no tiene brazos. Su madre, Alexis Bancroft, lleva muchos años cuidándole, educándole y luchando para que sea una persona independiente y que nadie le discrimine pese a su minusvalía. Lo que puede ser sencillo para cualquier otro niño se convierte en todo un desafío para William. El niño sin brazos come con los pies, tal y como ha aprendido, y su madre intenta que lleven una vida lo más normal posible.

Dentro de esa normalidad Alexis y William fueron a desayunar a un restaurante de la cadena IHOP en Arkansas, Estados Unidos, pero no esperaban la discriminación que sufriría por parte del gerente del restaurante.

Cuando el pequeño William empezó a desayunar sus tortitas usando los pies, el gerente del local fue corriendo a la mesa en la que estaban y les dijo que tenían que abandonar de manera inmediata el restaurante. A Alexis se le rompió el corazón en mil pedazos al ver la cara de tristeza de su hijo, por lo que pidió una explicación al gerente, explicación que no recibió.

Alexis compartía su historia en las redes sociales y ahora se ha hecho viral, recibiendo muchísimos comentarios de apoyo para ella y especialmente para su hijo, que tardará un tiempo en recuperarse. Al día siguiente del incidente en el desayuno, Williams intentó comer sin usar los pies, pese a que le es imposible por no tener brazos.

La viralidad de la historia del niño sin brazos que come con los pies ha hecho que el propietario del restaurante se haya puesto en contacto con Alexis. Le ha dicho que el gerente ya ha sido despedio y que sus empleados van a recibir cursos de formación para saber cómo atender de manera adecuada a los clientes con discapacidad que visitan su local.

Consejos para padres primerizos