El loco concurso japonés de asustar bebés para que lloren

Otro concurso en Japón que nos deja perplejos en occidente: la tradición ha llevado a asustar a bebés para hacerlos llorar. ¿Estamos locos? No, ellos son los chiflados en el loco concurso japonés de asustar bebés para que lloren.

Las tradiciones y supersticiones siguen estando a la orden del día en Japón. Hace unos 400 años empezó a creerse en este país que los bebés que lloran con mucha fuerza crecen mejor que los demás. Así nació una tradición de hacer llorar a bebés que hoy en día es todo un concurso.

Como has podido ver en el vídeo, el concurso japonés de asustar bebés enfrenta a niños pequeñísimos en combates uno contra uno por ver quién llora con más desesperación. ¿No es un tanto cruel? Más cruel te parecerá al ver que los padres que llevan a los pequeñines en brazos hacen lo que sea con tal de hacerles llorar. Gana el bebé que primero se ponga a llorar, pero si se ponen a llorar a la vez el desempate depende de la fuerza de los llantos.

Con tal de hacerles llorar, los padres sacuden a sus hijos, les asustan, les hacen muecas terroríficas y hasta usan máscaras niponas tradicionales que aterrorizarían a cualquiera. El concurso japonés de asustar bebés se celebra en Hiroshima y en otras muchas zonas del país, pero el más famoso es el que se hace en el templo de Sensoji, en Asakusa, Tokio. Se celebra en el mes de abril y en él participan más de un centenar de bebés.

Batallas de pedos en Japón