El PP propone cobrar por usar probadores en las tiendas

El PP propone cobrar por usar probadores en las tiendas. Una política del Partido Popular quiere que los consumidores paguen por usar probadores en las tiendas de ropa. ¿Es una locura o terminarán implementando esta medida?

Las soluciones de ciertos partidos políticos a algunas problemáticas no dejan de sorprendernos y hacen que nos preguntemos en qué mundo viven algunos. Es el caso de Pilar del Olmo, Consejera de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, que hace unas semanas dijo unas palabras en una rueda de prensa que han sido muy comentadas por todos los medios de comunicación. Pilar estaba en Madrid para participar en la Conferencia Sectorial del Comercio, en la que hablaron de cómo defender el pequeño comercio en los tiempos que corren.

Pilar del Olmo no dio muchas ideas (menos mal), pero dijo algo obvio: que el gobierno junto a las comunidades autónomas y las asociaciones de comerciantes “deben trabajar mucho en la búsqueda de ideas motivadoras e innovadoras” para atraer público al pequeño comercio. Hace años la amenaza eran las grandes superficies y los centros comerciales, ahora la amenaza del pequeño comercio es internet. ¿Qué gran idea tuvo esta política del PP para salvar al pequeño comercio, a la tienda de barrio de toda la vida? Que las tiendas de ropa cobren a sus clientes por usar los probadores. Tal cual.

Pilar estaba muy orgullosa de su idea y seguro que cree que el pagar por usar probadores en las tiendas es el futuro del pequeño comercio. Con el PP todo es posible, porque ella decía que su idea era “innovadora”. Según contó, “muchos consumidores se están aprovechando del pequeño comercio para ir allí a probarse una prenda de ropa o unos zapatos que luego buscan y compran en internet”. Está claro que los pequeños comercios están en crisis porque los tiempos han cambiado, pero de ahí a que muchos consumidores hagan eso y tratar de implementar este tipo de medidas… ¿Quieren salvar al pequeño comercio o hundirlo en la miseria más absoluta?

La comida en los aviones en los años 60