La cerveza y el vino podrían desaparecer por el cambio climático

Las consecuencias del cambio climático son mucho más graves de lo que podrías pensar. ¿Y si nos quedamos sin algunas de nuestras bebidas favoritas? La cerveza y el vino podrían desaparecer por el cambio climático. ¡Tragedia mundial!

Infinidad de expertos nos han alertado siempre sobre los peligros del cambio climático, pero en general la sociedad sigue sin tomárselo en serio pese a las olas de calor que nos llegan y a unas temperaturas asfixiantes en ciertos lugares, sin ir más lejos, en el sur de España. Pero resulta que el cambio climático no solo va a hacer que se derritan los polos, sino que también va a afectar a ciertos alimentos y bebidas de nuestro día a día que podrían desaparecer para siempre en un plazo no tan largo de tiempo. ¿Te imaginas la vida sin cerveza ni vino? Puede suceder.

Jacobo Olalla, director general de Cerveceros de España, dice que la producción de cerveza se está viendo afectada por el cambio climático: “como producto agroalimentario que es, se está viendo afectada por el cambio climático. La cerveza se produce con tres materias primas: agua, cuya relación con ese cambio climático es directísima; cereal, fundamentalmente cebada y que también se está viendo afectada. Y lúpulo, que se produce en la zona norte y que necesita mucha agua. De modo que la sequía y el aumento de las temperaturas son perjudiciales”.

Lo mismo le sucede al vino, según comentan varias bodegas. Si las temperaturas siguen subiendo la viticultura será casi imposible y los vinos cambiarán para siempre. Actualmente la producción de vino se adapta para intentar retrasar la maduración de la uva y sobreponerse a los problemas que conlleva el cambio climático, pero esto podría ser insostenible en unos años.

No solo la cerveza y el vino podrían desaparecer por el cambio climático, también otros muchos productos como ciertos tipos de pescado. La razón es que muchos peces ahora viajan al norte en busca de aguas menos cálidas, y esto va a acabar afectando notablemente a la industria de la pesca en Europa. Y por otro lado los peces que no viajan se producen en cantidad mucho menor. El cambio climático también podría provocar la desaparición del chocolate, el café, los plátanos, las lechugas, los garbanzos o el aceite. Algo tendremos que hacer antes de que sea demasiado tarde para dar marcha atrás.

La comida en los aviones en los años 60

La comida en los aviones en los años 60
Imagen 1 De 12



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies