Oleada de muertes de actrices porno sin explicación

5 actrices porno muertas en 3 meses sin explicación nos hacen preguntarnos: ¿qué está pasando dentro de la industria del porno? Muere Olivia Lua y ya es la quinta en sumarse a la oleada de muertes de actrices porno sin explicación.

Olivia Lua es la quinta actriz porno que fallece en pocas semanas en extrañas circunstancias. Tenía 23 años, era de Filadelfia y había hecho unas 30 películas porno en el último aaño. Formaba parte de la agencia Direct Models, que ha emitido un comunicado al respecto en el que dicen:

“Olivia se unió a Direct Models en abril de 2017, aunque dejó de trabajar a principios de octubre del año pasado porque había decidido enfrentarse a sus demonios personales, lo que la llevó a pasar tres meses en una residencia de rehabilitación, de la que había salido hace aproximadamente un mes, deseando volver al trabajo a principios de este año. Hoy supimos que había ingresado de nuevo hace una semana en otra institución de West Hollywood, donde la encontraron muerta. La familia y sus amigos cercanos cuentan que estaban muy preocupados por el volumen de medicamentos prescritos a Olivia y por el peligro que esto representaba para ella, si se mezclaban con drogas y alcohol. Se cree que ésta es la causa de su muerte”.

“Se cree” pero nada está claro. Antes de Olivia Lua también había fallecido otra actriz porno de Direct Models llamada Olivia Nova.

Y antes de ellas dos murieron la actrices porno August Ames, Yuri Luv y Shyla Stylez. ¿Cuáles fueron las causas de sus fallecimientos? Nadie lo aclara. Solo de Shyla han dicho que la causa de su fallecimiento fue “una muerte súbita mientras dormía”.

Todas estas muertes de actrices porno en un corto espacio de tiempo han provocado que se abra un debate sobre las condiciones en las que trabajan estas jóvenes mujeres, apuntando al estrés, la gran competitividad de la industria y la presión que sufren como causantes de problemas que las llevan a la muerte. Olivia Nova Llegó a decir a través de sus redes sociales que se sentía sola y que necesitaba llamar a alguien para levantar el ánimo, y no lo decía en un sentido picante.

Pizarras en pelis porno