Pillan a un restaurante vegetariano metiendo carne humana en sus platos

Pesadilla después de Halloween: pillan a un restaurante vegetariano metiendo carne humana en sus platos. La policía cierra un restaurante vegetariano que servía carne humana en sus platos para deshacerse del cadáver de un cliente asesinado. Nunca volverás a probar comida vegetariana sin preguntarte dos veces qué es realmente lo que estás comiendo…

Los hechos han sucedido en Bangkok, la capital de Tailandia. El cliente de un restaurante vegetariano se encontró un trozo de carne muy sospechoso en una sopa. Repetimos: carne en una sopa en un restaurante vegetariano. Algo no encajaba, por lo que el comensal decidió ponerse en contacto con las autoridades y se ha destapado un crimen atroz que habías sucedido en el local. El hombre que encontró carne en la sopa llamó a la policía y los agentes fueron al local para comprobar si efectivamente el restaurante vegetariano estaba estafando a sus clientes. Pero no solo descubrieron eso, sino que habían ido un paso más allá. La policía encontró que la carne de la sopa procedía del cuerpo de un hombre muerto que estaba en la cocina.

La policía tailandesa encontró en la cocina del restaurante vegetariano el cadáver de un hombre de 61 años troceado. La cocina estaba llena de sangre y los cocineros estaban intentando deshacerse del cuerpo sirviéndolo a trocitos en distintos platos. El hombre muerto que se estaban comiendo los clientes del restaurante vegetariano era Prasit Inpathom, antiguo cliente habitual del local que había desaparecido en extrañas circunstancias hace unas semanas después de una fuerte discusión con el cocinero del restaurante. La discusión terminó de la peor manera posible, como te podrás imaginar, pero los responsables de asesinato se dieron a la fuga y dejaron con el muerto, nunca mejor dicho, al restaurante.

La mayoría de los restos del hombre asesinado estaban en un tanque y el restaurante pretendía deshacerse de él a trocitos metiendo carne humana en distintos platos de su carta, con la idea en mente de que nadie iba a darse cuenta en un restaurante vegetariano si comían un poquito de carne humana. De vegetarianos a caníbales y sin tan siquiera tener que pagar un extra. ¿Cómo te quedas?

Las pesadillas de Joshua Hoffine e hijas