Un policía dispara a una niña de 11 años por robar comida

Un policía dispara a una niña de 11 años por robar comida. Polémica por el caso de un policía que dispara a una niña que estaba robando comida. ¿Agresión racista? ¿Es justificable el uso de una pistola taser en un caso así?

La policía de Estados Unidos vuelve a estar en el punto de mira tras los hechos acontecidos recientemente en Cincinatti, Ohio. Ken Brown, un policía de 55 años, está siendo investigado por disparar a una niña de 11 años por la espalda. Lo hizo usando una pistola taser. ¿Era necesario?

El agente de policía cuestionado activó la cámara que lleva en su uniforme justo después de la agresión, y así podemos ver el siguiente vídeo en el que le escuchamos diciendo “este es el motivo por el que no existen este tipo de tiendas para la comunidad negra”. Ken Brown también es negro, al igual que la menor que había robado unos 50 dólares de comida y ropa.

La joven de 11 años ha denunciado el caso, ya que parece que el policía ha incumplido varias normas del protocolo en estos casos, como tener la cámara apagada, no avisar antes de disparar y decir comentarios racistas. En el vídeo grabado el poli dice a la menor a la que ha disparado: “cariño, lo último que quiero hacer es darte un golpe así. Cuando digo ‘para’, te paras. Sabes que estás atrapada. Solo para. Me duele el corazón por hacerte esto”.

Christopher Smitherman, vicealcalde de Cincinnati, ha anunciado que se abre una investigación para esclarecer los hechos. En el cuerpo de policía no hay acuerdo sobre si está bien o no lo que hizo Ken Brown. El jefe de policía, Eliot Isaac, dice que “estamos extremadamente preocupados cuando uno de nuestros agentes utiliza la fuerza contra un niño de esta edad”. El teniente Steve Saunders dice que la normativa les permite disparar una pistola taser a cualquier persona mayor de 7 años. La niña tuvo que ser atendida en un hospital infantil tras el disparo. Veremos en qué queda este turbio asunto.

Niños famosos que acabaron en las drogas