Así son los “maledolls”, los muñecos sexuales hiperrealistas que arrasan entre los gays

Siempre que pensamos en muñecas hinchables pensamos en representaciones de mujeres para complacer a los hombres heterosexuales. ¿Pero qué pasa con las mujeres heterosexuales y los hombres homosexuales? Ya te dijimos que no quieres saber cómo se hacen la muñecas sexuales hiperrealistas, pero aun así la curiosidad te pudo. Hoy abordamos el tema de sus compañeros menos populares para el público general: así son los “maledolls”, los muñecos sexuales hiperrealistas que arrasan entre los gays.

La empresa Sinthetics es una de las líderes en la comercialización de estos maledolls, un mercado por explotar que empieza a estar en auge. Su producción es limitada, ya que solo fabrican 150 maledolls al año desde su centro en California. Los maledolls no son los muñecos hinchables que has visto en una despedida de soltera, son tan reales que casi dan miedo o podrían haber salido de un episodio de ‘Black mirror’.

Existen diferentes modelos para distintos gustos, pero todos llevan pelo natural (usan pelo humano o de yak) y un esqueleto para conseguir esta forma tan realista. Hay maledolls representando a hombres con músculos marcados, pelo rapado y barba de un par de días, y otros que nos muestran a jóvenes rubios con el pelo largo, el cuerpo depilado y un culo respingón. ¿Y cómo son los penes de los maledolls, estos muñecos sexuales hiperrealistas? Son intercambiables: hay penes erectos, flácidos, circuncidados, sin circuncidar, con más o menos venas… ¡colecciónalos y cambia según tus necesidades!

El primero de los maledolls de Sinthetics salió a la venta en el año 2012. Las mujeres no han sido muy propensas a sumergirse en este fascinante mundo, pero sí los homosexuales. La empresa afirma que la mayoría de su clientela son parejas y hombres gays que quieren innovar en sus vidas sexuales y que están dispuestos a gastarse los 8.000 dólares que cuesta un maledoll estándar. Ya tienen competencia en China, con una empresa llamada Hitdoll que vende maledolls con precios entre 800 y 4.000 dólares. El acabado no es tan perfecto, pero pueden guiñarte un ojo. De momento, quédate con esta galería de fotos de maledolls de Sinthetics, tan excitante como inquietante.

Maledolls

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies