Este político homófobo, pillado teniendo sexo gay en el trabajo, recibe 30 acusaciones de acoso

El pack completo para convertirse en el mejor político del año: este político homófobo, pillado teniendo sexo gay en el trabajo, recibe 30 acusaciones de acoso. Wesley Goodman, político republicano homófobo, dimite tras ser pillado sexo gay en el trabajo. Ahora recibe 30 acusaciones de acoso sexual de hombres jóvenes.

No es el primero ni será el último político homófobo gay. Wesley Goodman, legislador estatal de la cámara de representantes en el estado de Ohio, siempre ha defendido en su carrera política los valores religiosos y la familia tradicional, como buen republicano. Claro que sus defensores seguro que no esperaban que llevara una doble vida en la que mantenía sexo gay en el trabajo. Su propia secretaria le sorprendió manteniendo relaciones sexuales con otro hombre en su despacho.

El escándalo de Wesley Goodman ha sacudido Estados Unidos y se ha visto forzado a dimitir, enviando uno de esos comunicados con mucha palabrería y de los que nadie se cree nada:

“Todos llevamos nuestras propias batallas y tenemos nuestras pruebas en la vida pública. Así ha sido para mí, y lamento sinceramente que mis acciones y elecciones me hayan impedido servir a mis electores y a nuestro estado de una manera que refleje los mejores ideales del servicio público. A aquellos a quienes he decepcionado, lo siento”

Pero la historia de este político homófobo al que pillan teniendo sexo gay en el trabajo no se acaba aquí ni mucho menos. A raíz del escándalo han sido muchos los que han salido para denunciar que el señor Goodman les había acosado sexualmente o les había hecho proposiciones indecentes. Ya son 30 los jóvenes que acusan a este político de acoso sexual.

Parece ser que Wesley Goodman contactaba a través de Facebook Messenger con hombres jóvenes, con edades comprendidas entre los 18 y los 24 años, para ofrecerse como mentor político. Aprovecha su posición privilegiada y su poder para cambiar el rumbo de la conversación y flirtear con ellos, invitarles a tener sexo e incluso les mandaba fotos de su pene o preguntaba cuánto les medía. Decenas de fuentes corroboran estas historias. Una de ellas cuenta que Goodman decía que “si es entre dos machos alfa no es gay”.

Otra fuente cuenta cómo un día Wesley le escribía diciendo que su mujer estaba dormida y él estaba aburrido. No le contestó, pero el político homófobo le envió vídeos suyos masturbándose por Snapchat y le preguntó por el tamaño de su miembro. Le bloqueó, pero luego Goodman le siguió acosando en Facebook y en Instagram. También está el caso de un joven menor de edad, con 17 años, y otro que ha filtrado numerosas capturas de conversaciones con el político. En ellas vemos cómo dice frases del estilo de “la tengo tan dura“, “deberías estar aquí para que te chupara la polla” o “seguro que ese gran rabo necesita trabajo”.

A todo esto se suman más historias que nos parece increíble que no hayan salido a la luz hasta ahora: invitó a un estudiante de 18 años a dormir a su habitación y se desabrochó los pantalones para acariciarle en mitad de la noche, presumía de que no era tan difícil recibir una mamada porque tenía “un par de colegas bi” de la universidad y muchos escándalos más llenos de sexting y mentiras.

One erection, parodia porno gay de One direction