Argentina rechaza aprobar el aborto y un senador dice que hay “violaciones sin violencia”

Es una de las noticias de la semana y pese a que es algo que ha ocurrido en un solo país, en todo el mundo se habla de ellos. Argentina rechaza aprobar el aborto y un senador dice que hay “violaciones sin violencia”. Argentina no legaliza el aborto, causando gran revuelo en la sociedad. Un político habla de “violaciones sin violencia” y seguimos sin dar crédito.

El senado argentino votaba esta semana si legalizar o no el aborto, que pasaría a ser libre hasta la semana 14 de gestación. Pero no lo ha aprobado: hubo 38 votos en contra y 31 a favor, por lo que el aborto en Argentina sigue siendo un delito que está castigado con hasta 4 años de cárcel. Es una completa barbaridad, teniendo en cuenta que pese a ello una mujer aborta en Argentina cada minuto y medio. Como en tantas otras ocasiones son muchas las personas que dicen que si los hombres parieran ni siquiera estaríamos hablando de esto y abortar sería un derecho universal desde siempre.

Las mujeres argentinas tendrán que seguir acudiendo a clínicas clandestinas y a métodos poco recomendables para abortar, para poder tomas decisiones sobre sus propios cuerpos. Y todo por los votos de 38 personas. Entre esas personas está el senador argentino Rodolfo Urtubey, cuyas palabras en su intervención en la Cámara Alta nos dejan atónitos.

Rodolfo Urtubey, del Partido Justicialista, sostiene que existen “violaciones sin violencia”, en las que no se puede hablar ni de agresión ni de consentimiento. Ponía de ejemplo los abusos familiares: “a veces la violación es un acto no voluntario con una persona que tiene una inferioridad absoluta de poder frente al abusador. Hay algunos casos donde la violación no tiene esa configuración clásica de la violencia sobre la mujer… Yo no coincido, personalmente, con el aborto libre discrecional y sin causas porque es una expresión de derecho absoluto, y yo no creo que en una sociedad civilizada puedan sostenerse los derechos absolutos”. Vamos, queda claro que este señor no está a favor “del derecho absoluto de que la mujer elija sobre la vida que lleva adentro”. Increíble pero tristemente cierto.

Propaganda en contra de los derechos de la mujer