Confunde un sujetador con una pechuga de pollo y lo mete en la nevera

¿A quién no le ha pasado alguna vez eso de meter en la nevera algo por equivocación? Confunde un sujetador con una pechuga de pollo y lo mete en la nevera. Los hombres no saben reconocer cualquier sujetador… este padre metió en la nevera un sujetador de silicona pensando que era una pechuga de pollo.

A veces tenemos la cabeza en otro sitio y metemos en la nevera o en el congelador objetos insólitos. Seguro que te ha pasado que terminas dejando la botella de agua sobre la mesa y las llaves o la cartera en la nevera. Pero hay un señor que ha llevado las equivocaciones con la nevera a un nuevo nivel, tanto que se ha hecho viral.

Una chica llamada Daniela Villa llevó a Twitter su anécdota familiar: “encontré mi sujetador de silicona en el refrigerador porque mi papá pensó que era pechuga de pollo”. Como puedes ver, el progenitor ser encontró el sujetador y pensó que era una pechuga de pollo, que se estropearía rápidamente fuera de la nevera teniendo en cuenta las altas temperaturas del verano, más con esta ola de calor que nos abrasa en España. Así que ni corto ni perezoso metió la pechuga (que en realidad era una prenda para cubrir pechugas) en la nevera, ¡envuelta con su papel film y todo!

Daniela se quedó atónita y tuvo que compartirlo en sus redes sociales. El resultado han sido más de 20.000 retuits y casi 100.000 me gusta.

Daniela está muy contenta por estar triunfando y tener que lidiar con la fama online, ¿pero te crees su historia o piensas que podría ser un completo “invent” de esos que crean algunos en Twitter buscando ser el centro de atención? Nosotros en este caso nos lo podemos creer, viendo que los hombres y los sujetadores no siempre se llevan muy bien.

En tetas en Disneyland