La confesión: Ana Julia mató a Gabriel Cruz

Es el caso que ha paralizado España y parece que las elucubraciones y teorías van a terminar. Por fin conocemos la verdad sobre la muerte del pequeño Gabriel: Ana Julia, la principal sospechosa, ha confesado que fue la autora del crimen. Así ha sido la confesión: Ana Julia mató a Gabriel Cruz.

La desaparición del pequeño Gabriel ha copado la actualidad informativa desde que el pasado domingo detuvieran a Ana Julia Quezada, la actual pareja del padre del niño, como sospechosa del asesinato. Tras 12 días desaparecido el cadáver de Gabriel aparecía en el maletero de su coche y la policía detenía a esta mujer, justo cuando iba a sacar el vehículo del garaje de su casa.

La investigación se ha centrado en Ana Julia durante las últimas horas y tras haber sido detenida y varias interrogatorios se ha derrumbado y ha confesado, diciendo que “le dio un mal golpe durante una discusión”. Ese mal golpe se lo dio con la parte roma de un hacha, y recordemos que la autopsia determinó que el niño de 8 años falleció por estrangulamiento. Mañana Ana Julia Quezada pasará a disposición judicial.

El caso del pequeño Gabriel ha destapado lo peor de nosotros mismos, y en redes sociales era muy frecuente encontrar comentarios racistas y peticiones de que instauren en España la cadena perpetua o la pena de muerte. La justicia no se mueve por el odio o la venganza, pero en ciertos momentos la sociedad muestra su cara más animal, alentada por medios que desinforman y periodistas buitres. Patricia, la madre de Gabriel, decía hoy a la salida del funeral: “mi niño ha ganado. Sabemos que está en el Cielo, jugando con sus pececitos y la bruja ya no existe. Sacadla de las cabezas. Pido a todo el mundo en nombre de Gabriel que hoy ponga ‘Girasoles’. La bruja ya está donde tiene que estar”. Anteriormente había dicho que “lo que tiene que inundar ahora mismo España son los mensajes de esperanza y de cariño que había hacia Gabriel, no el odio y todas las palabras que salen”.

Los medios de comunicación de derechas no tardaron en relacionar a Ana Julia con Podemos, otros se colaban en el patio del edificio en el que una hija suya se tiró por la ventana en Burgos, otros hurgaban en su pasado para retratar a una mujer interesada en el dinero. Ahora nos quedan unos días más de machacar a esta asesina en los medios, sacando datos que no aportan nada y explotando al máximo el sensacionalismo más atroz. La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) pide un poco de respeto y ética, así que hagámosle un poco de caso.

Consejos para padres primerizos