Sanción a una empleada de Correos por tener la regla e ir al baño 10 minutos

Ser mujer en el mercado laboral no es lo mismo que ser hombre. El siguiente caso te lo dejará claro: sanción a una empleada de Correos por tener la regla e ir al baño 10 minutos. Le había bajado la regla y estaba manchando el pantalón. Se fue al baño 10 minutos y su jefa en Correos le ha puesto una multa.

Trabajar 8 horas seguidas hace que necesites a veces ciertos descansos. Todos hemos visto que según el puesto de trabajo hay más o menos permisividad a la hora de tomarse un descanso para el café, para desayunar, para salir a fumar o para ir al baño. Pero las restricciones a veces llegan a niveles tan absurdos como el que te comentamos hoy. Es el caso que ha denunciado una trabajadora de Correos a través de la plataforma Fíltrala, en la que deja patente que le han impuesto una sanción en su trabajo por irse al baño 10 minutos cuando le bajó la regla y estaba manchando el pantalón. Fue su propia jefa la que le impuso esta sanción.

La trabajadora sancionada cuenta su historia: “tardé 10 minutos porque tenía que subir unas escaleras, me había manchado el pantalón y tuve que ir a la taquilla a por ropa para cambiarme y ponerme una compresa porque tengo un desarreglo menstrual. Cuando llegué, me estaba esperando mi jefa de equipo y me dijo que tenía que firmar que había abandonado mi puesto de trabajo. Yo respondí que solo había ido al cuarto de baño”. En el acta su jefa indica que cometió un incumplimiento de horario durante 10 minutos y la causa alegada fue “ir al servicio para realizar mis necesidades”. Empatía y humanidad, cero. Le han descontado 96 céntimos de su nómina.

La empleada multada dice que “no tiene por qué pasar por esto. Es tercermundista aguantarse las ganas de ir al servicio o que te sancionen por hacerlo”. Los empleados de Correos han puesto el grito en el cielo y se quejan de las condiciones laborales de la empresa, diciendo que les “ponen trabas para poder ir al baño o descansar el cuerpo cambiando de postura corporal” y que el ambiente es completamente tóxico.

Propaganda en contra de los derechos de la mujer