Análisis: Shadow tactics Blades of the shogun, sigilo en el Japón feudal

Un juego de sigilo en tiempo real ambientado en el Japón feudal: Shadow tactics Blades of the shogun nos recuerda un género que ya casi habíamos olvidado. Revisamos Shadow tactics Blades of the shogun, sigilo en el Japón feudal y bastantes horas de diversión (y paciencia) por delante.

Daedalic Entertainment y Kalypso Media habían lanzado este juego de Mimimi Productions para PC a finales del año pasado, pero es ahora cuando llega por primera vez a PlayStation 4 y Xbox One, perfectamente optimizado para estas consolas. Shadow tactics Blades of the shogun es un juego de un género que no solemos ver ya hoy en día, el del sigilo y el juego táctico en tiempo real. Como referente más cercano tenemos el exitoso juego español del año 1998, Commandos. Pero aquí cambiamos la Segunda Guerra Mundial por el período Edo del antiguo Japón. Y el cambio sienta de maravilla.

Definido como un “juego táctico furtivo”, en Shadow tactics Blades of the shogun controlamos a varios personajes únicos con distintas habilidades que tendrás que combinar para completar varias misiones en las que el objetivo no es arrasar con todo lo que pilles por delante, sino pasar desapercibido.

Por ejemplo, en la primera misión conoceremos a 3 de los personajes protagonistas. Por un lado está el ninja Hayato, que pueda matar enemigos a distancia con un shuriken o distraer a los guardias lanzando piedrecitas. Por otra parte está el samurai Mugen, que puede atraer a los guardias colocando una botella de sake en un punto estratégico y aniquilar a varios enemigos a la vez con su espada, así como transportar objetos pesados. Y por último está Takuma, un anciano francotirador con una gran puntería. Más adelante podrás conocer al trampero Yuki o los secretos de la geisha Aiko, pero el balance entre los cinco está muy bien medido y necesitarás todas sus habilidades para triunfar.

Como decíamos, en Shadow tactics Blades of the shogun el sigilo y el pasar desapercibido en cada misión es lo más importante. Una vez matas a un enemigo tienes que esconder su cuerpo, porque si alguien lo ve dará la voz de alarma y saldrán muchos más, impidiendo que puedas avanzar con éxito. Para coordinar las acciones de tus personajes al mismo tiempo está el Shadow mode, que te permita planear estrategias más complejas para luego ejecutarlas simultáneamente con la simple pulsación de un botón.

Hay múltiples formas de completar cada objetivo, pero el juego te recomienda guardar partida a menudo, porque cualquier paso en falso te llevará al fracaso. Y te pasará muy a menudo. Los enemigos son inteligentes y notan si un compañero ha desaparecido. Tendrás que tener muy en cuenta el rango de visión de cada uno para que no te vean, porque si suena la alarma te buscarán hasta en las casas y los arbustos.

La campaña de Shadow tactics Blades of the shogun tiene un total de 13 misiones y hay que destacar que el diseño de los escenarios es muy variado y detallado. El juego utiliza el motor Unity y el acabado es más que correcto. Las voces están disponibles tanto en inglés como en japonés, y el juego está localizado en español.

Si te gustan los juegos en los que se recompensa tu paciencia y el medir cada acción al detalle en lugar de machacar botones a lo loco, Shadow tactics Blades of the shogun será una agradable sorpresa para ti, rescatando un género muy poco explotado y divertido.

Shadow tactics Blades of the shogun está disponible desde el 1 de agosto para PlayStation 4 y Xbox One. Hemos realizado este análisis gracias a un código del juego para PlayStation 4 suministrado por Cosmocover.

Batallas de pedos en Japón

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies